sábado, 29 de abril de 2017

Carolina Herrera/ Colabora con Sebastián Faena para la campaña colección Novias Primavera 2018



Carolina Herrera se alía con el fotógrafo Sebastián Faena para capturar la feminidad natural de la colección de novias Primavera 2018, con un exclusivo portfolio de imágenes. Reflejando los códigos de estilo de la casa, la fotografía funde atemporalidad con modernidad y sofisticación con extravagancia.
"He diseñado la nueva colección para la novia de hoy", explica Carolina Herrera. "Todas las mujeres quieren estar espectaculares el día de su boda. Quieren sentirse femeninas y modernas, pero siempre con un toque de fantasía. Sebastián tiene una visión definida y sofisticada que nos ha ayudado a crear este sueño a través de las fotos".

Reconocido por traspasar las fronteras entre la seducción y la belleza a través de las páginas de las cabeceras de moda internacionales más importantes, incluyendo Harper's Bazaar, Vogue y CR Fashion Book, Faena aporta una nueva perspectiva a la Casa. Con el foco sobre las sombras, su uso de la luz y el movimiento sutil se crea un ambiente perfecto para la colección de novias, destacando cada silueta y sus exquisitos detalles. Deslizándose sin esfuerzo a través de las imágenes, la modelo Nastya Sten representa el espíritu fresco de la nueva colección.
“En una sola palabra, sombra, Carolina Herrera me dijo todo lo que necesitaba saber para tomar las fotos y crear algo realmente bello. Los dos queríamos un mensaje simple, una palabra, un look que pudiese ser lo único que se necesitaba contar. Para ser honesto, mi inspiración fue la propia Carolina Herrera y el hecho de materializar la fantasía que ella tenía y hacerla nuestra. Trabajar con ella ha sido verdaderamente excepcional, una colaboración perfecta”.
La nueva colección, que se presentó en un encuentro privado el pasado 21 de abril, refleja las formas claves de la Casa que se reinterpretan con bordados florales realizados a mano. Las siluetas elegantes en encaje de chantilly y guipur crean una caprichosa poesía en movimiento. El efecto es natural y romántico. Las piezas independientes, que incluyen unos pantalones de esmoquin combinados con una blusa de chifón, faldas largas de tul y prendas de punto con delicados bordados, hacen infinitas las posibilidades para cada ocasión. A la feminidad y la sorpresa, características de Carolina Herrera, se añaden toques sutiles de terciopelo y grosgrain que suponen el toque perfecto para cerrar la colección.

Este exclusivo portfolio se dará a conocer en las redes sociales de la Casa.


Fuente Comunicación Puig.

Publicar un comentario
Related Posts with Thumbnails